El emperador César Augusto será testigo de excepción de uno de los eventos más esperados de las últimas semanas.
La figura del innovador y excepcional gobernante presidirá la vida del mayor espacio gastronómico de la ciudad que él fundó.
Con más de 10 metros de altura y mil kilos de peso, puede considerarse la de mayores proporciones nunca antes construida de las reproducciones de la descubierta en 1863 en las excavaciones de Villa Livia cerca de la localidad de Prima Porta, en Roma.

 

Nacido bajo el nombre de Cayo Octavio Turino, fue adoptado por su tío abuelo Julio César en su testamento, en el año 44 a. C. Desde ese instante hasta 27 a. C. pasó a llamarse Cayo Julio César Octaviano. En 27 a. C. el Senado le concedió usar el cognomen de «Augusto», y por consiguiente se convirtió en Cayo Julio César Augusto.Nota 2 A causa de los varios nombres que ostentó, es común llamarlo «Octavio» al referirse a los sucesos acontecidos entre 63 y 44 a. C., «Octaviano» de 44 hasta 27 a. C. y «Augusto» después de 27 a. C. En las fuentes griegas, Augusto es conocido como Ὀκταβίος («Octavio»), Καῖσαρ («César»), Αὔγουστος («Augusto») o Σεβαστός («Venerable», traducción literal de Augustus), dependiendo del contexto.